Cómo hacer bolsas de plástico biodegradables

Como hacer bolsas de plastico biodegradables

En primer lugar, para saber el procedimiento para hacer bolsas de plástico biodegradable hay que conocer qué son los bioplásticos. Se conocen de tal manera a aquellos polímeros que derivan de elementos naturales o vegetales. El fin de estos es que causen el menor impacto ambiental descomponiéndose a mayor velocidad que los polímeros de uso común. A continuación te presentamos todo lo que debes conocer para aprender a elaborar plástico que sea más amable con el planeta.

Redacción de Mario N.
trabajo icono Magisterio musical
tiempo libre icono Adoro los juegos de mesa y leer novela histórica.

Tipos de bolsas biodegradables  

En la mayoría de casos la materia prima para generar bioplásticos proviene principalmente de la patata, el maíz y la soja. Es el canal más usado para la creación de este plástico amigable con el ambiente. No obstante, si lo que se busca es generar una bolsa con materiales que se degraden naturalmente, también está la posibilidad de fabricarlas a partir de otros materiales. Entre estos se encuentra el papel, la madera, el kraft, el yute de cartón o la arpillera. 

Como hacer bolsas de plastico biodegradables

Elaboración paso a paso

Paso 1

Lo primero es obtener los materiales que se requerirán para su elaboración. Necesitarás una cucharada de maicena, cuatro cucharadas de agua y una cucharada de vinagre. También será necesario una cucharada de glicerina, un recipiente donde preparar la mezcla y un film transparente. 

Como hacer bolsas de plastico biodegradables

Paso 2

En el recipiente agrega la maicena junto al agua y mezcla hasta que esté disuelta. A continuación añade el vinagre y la glicerina. Esta mezcla se verterá en una olla puesta a fuego lento, remueve constantemente hasta que no haya grumos

Paso 3

La masa que ha quedado se procede a ubicar sobre el film transparente o una superficie antiadherente y se deja reposar. Una vez se encuentre tibia, se procede a darle la forma que deseamos, en este caso, la forma de una bolsa. Por último se deja secar en un lugar completamente seco mínimo dos días.


La elaboración del bioplástico es sumamente sencilla, tal vez a la primera no quede tan prolijo pero con la práctica mejorará mucho. Es un gran aporte y beneficio para el planeta pues tarda mucho menos en descomponerse si lo comparamos con una bolsa plástica tradicional.

Recursos de Referencia: